Socialismo significa la elevación y purificación de la conciencia individual, y su implantación será el resultado de una larga serie de esfuerzos. Todos, en realidad, desde el profesional al obrero, pueden poner una piedra en este edificio, realizando un acto socialista todos los días y preparando así el derrocamiento de la sociedad existente. Benito Mussolini

 

La respuesta de Evo Morales  “Evo cumple, Tupiza no cumple” ante un reclamo en la reciente tragedia de Tupiza por el desborde de un río, no se da por los resultados del referendo constitucional 2016 ya que Tupiza le apoyó con el Si con más del 60% de los votos, más bien fue una respuesta inconsciente y reaccionaria que no está acostumbrado a recibir el presidente; esta vez no recibió una respuesta grata,  pues no llegó para inaugurar coliseos. No quiero extenderme sobre este punto sin resaltar que según su lógica cree ser dueño de los recursos que no le pertenecen y usarlos a conveniencia, aunque claro, esta vez no recurrió al chantaje de votos a cambio de obras como alguna vez lo hizo el vicepresidente. Parece que naturalizaron la idea de que los dueños del Estado son ellos y el dinero de la gente les pertenece y claro, lo usan de forma política buscando permanecer en el poder.

Imagen que muestra un ser de semblante agotado, que por las botas (brillantes) sabemos se incorpora recién.

La imagen anterior me recordó un personaje nefasto en la historia como es Benito Mussolini, dictador fascista que gobernó Italia por la primer posguerra mundial. En Latinoamérica el Che Guevara es un claro ejemplo

 

 

 

 

 

 

 

Claro, algunos podrían decir que una foto de un hecho puntual no es suficiente para semejante comparación, los defensores más serios del oficialismo lo negarán rotundamente, incluso intentarán replicar mi argumento; llamará la atención de la opinión publica, y para los que tenemos el pensamiento crítico no servirá para profundizar la relación que hay entre fascismo y populismo. Lo siguiente se fundamenta sobre todo en el libro La Doctrina del Fascismo de Benito Mussolini y haber bebido un poco de los escritos del italiano Umberto Eco acerca del fascismo. A continuación destaco dos puntos que me parecen importantes sobre los que seguir y ampliar con investigaciones más profundas

 

  • El primero que comparo es la idea de la mística que legítima el poder del Duce y colectiviza la sociedad; un aliciente perfecto para subordinarnos al  Estado. En este caso el gobierno del MAS, usa la mística milenaria para empoderar una raza gobernada por un líder elegido, comparando a Evo con esos semidioses, sabios, y de imperios perfectos: nada mas alejado de la realidad. Luis Baudin en El Imperio Socialista de los Incas,  trata el aspecto no tan conocido del imperio inca, donde las personas eran simplemente un número más, no eran tomadas en cuenta como tales; donde lo que más importaba era la idea del colectivo que subordinaba a las personas a los intereses del Estado; donde se vivía bajo un sistema económico dirigido y planificado (tan sólo decirles que el imperio inca era el encargado de vestir a sus miembros), y donde claro, todo era dirigido por unos pocos adictos al poder. Defender y difundir la mística requiere sobre todo de intelectuales que transmitan esta versión incompleta del mito incaico. Esta mística se instala en la cultura y sobre la opinión pública para despertar sentimientos de deber hacia “La Patria”. Un comentario de Ludwig von Mises: 

De las páginas de su tratado emergen los sombríos contornos de la vida bajo un régimen colectivista, el espectro del animal humano privado de la cualidad esencialmente humana, el poder de elegir y de actuar Los pupilos de los Incas eran solamente en un sentido zoológico seres humanos. Eran efectivamente mantenidos como el ganado en el corral Al igual que el ganado, no tenían preocupación alguna porque su destino personal no dependía de su propia conducta, sino que era determinado por el aparato del sistema En este sentido podría llamárseles felices. Pero su felicidad era de un tipo particular «Una grey de animales humanos felices», es el título del capítulo en el cual el Profesor Baudin analiza las condiciones de este extraño mundo de uniformidad y rigidez.

 

  • Otra punto de comparación que indirectamente mencioné en el anterior punto tiene que ver  con el rol central que el fascismo le atribuye al Estado y la subordinación que hacen de todos nosotros en favor de intereses supuestamente superiores de entidades abstractas como Nación, Patria o Pueblo y el mismo Estado. Como ejemplos de subordinación podemos citar los Planes Quinquenales (ahora llamados Plan Nacional de Desarrollo), la búsqueda del “Bien Común”, obedecer la doctrina del “Buen Vivir”, etc. En linea con esta idea colectivista que subordina a las personas a los fines arbitrarios y supuestamente superiores de “La Nación” o el Estado,  se encuentra el culto a la personalidad, algo que también está presente en Hitler y en Chávez, pues en el fascismo, tanto la mística como el dictador tienen que estar presentes en todos los aspectos de nuestra vida: presentes al lado de las carreteras, en las calles, en las escuelas, luego el nivel de culto no tiene límites. Y para finalizar, en más de una década de gobierno, la propuesta económica del MAS, lejos de ser un sistema económico socialista, se parece más al sistema corporativo propuesto por el fascismo, es decir, intervencionismo del Estado apoyado por algunos sectores.